Los Nematodos vectores de virus en la vid en Castilla-La Mancha se han estudiado debido a aspectos preocupantes de la problemática que representa.

Castilla-La Mancha es la Comunidad mejor estudiada y con mayor superficie dedicada al viñedo (Fernández Martínez 1993).

A esta región corresponden el 36% de las citas de X. index, sin embargo la baja frecuencia y abundancia relativa de nematodos en la zona, corrobora la hipótesis de que sus características agroambientales condicionan la aparición de problemas fitopatológicos graves, limitando el desarrollo de plagas y enfermedades y, por lo tanto, permitiendo el diseño de sistemas agrarios de gran calidad ambiental, entre los que destacan los viñedos (Navas 1984, Bello et al. 1985, 1990, 1996), que también está de acuerdo con las observaciones de Arias et al. (1994, 1997a,b) quienes encuentran X. index con una incidencia de solo el 14%, pero con un 29,6% de incidencia virus-vector, lo que indica su importancia en la epidemiología del virus, aunque el GFLV aparece con una incidencia máxima del 12% (+ 0,025), porcentaje muy inferior al que se venía estimando en base a diagnósticos visuales (Peña Iglesias 1972).  

Debido a las características agroambientales de Castilla-La Mancha los focos de GFLV-X. index se mantienen en rodales muy localizados, que se extienden muy lentamente bajo las técnicas agrícolas tradicionales, donde los nematodos se encuentran en poblaciones muy pequeñas y muestran muy baja movilidad, por lo que la importancia de los nematodos está principalmente en mantener la infección en el campo por períodos largos.

La modificación de las técnicas agrarias, principalmente aquellas que influyen sobre la humedad de los suelos y la temperatura, pueden implicar riesgos derivados de la distribución potencial de los organismos patógenos, puesto que estos factores ambientales influyen en el desarrollo de X. index de manera que su ciclo de vida varia de dos a 14 meses, dependiendo principalmente de la temperatura y el desarrollo estacional de la planta huésped (Allen et al. 1988, Scotto La Massese et al. 1988, Arias et al. 1997a,b), siendo el contenido de humedad del suelo otro de los factores más limitantes para el desarrollo de sus poblaciones, que aumentan considerablemente con la introducción de regadío (Arias et al. 1993, 1997a,b).

Problemática en Viñedos de regadío

En los viñedos donde se ha introducido regadío, se observa la aparición generalizada de síntomas, como mosaico amarillo, bandeado de venas, deformación de madera, corrimiento de uva, etc., junto a un considerable incremento de las poblaciones de X. index y en consecuencia de la dispersión de GFLV.

También influye la instalación de riego en la presencia de nematodos en los horizontes superficiales del suelo incluso en los períodos de mayor calor, en contraste con lo que ocurre con el manejo tradicional del viñedo, donde las poblaciones de nematodos son muy bajas y en los períodos de mayor temperatura solo se encontraba algún individuo en los horizontes argílicos más profundos, donde se mantiene la escasa humedad del suelo, muriendo cuando llegan a la costra de carbonato cálcico que es característica de los suelos de La Mancha.

Por lo tanto, la actual modificación de las técnicas de manejo de viñedo en esta Comunidad puede contribuir al incremento de estos patógenos (Arias et al. 1997b).

La presencia de X. diversicaudatum en la Sierra de San Vicente (Toledo) se considera puntual dada su baja frecuencia y máxime cuando es un nematodo de climas templados, estando su limite meridional de distribución en esta zona (Navas 1979, Navas et al. 1988), a pesar del gran número de plantas examinadas no se ha encontrado el ArMV, también se ha encontrado X. rivesi en Albacete, Ciudad Real y Toledo. 

 

Nematodos vectores de virus en la vid en Castilla-La Mancha