Trips del Trigo, Haplothrips tritici

Trips del Trigo, Haplothrips tritici Kurdjumov, los daños son ocasionados por las larvas y, en menor medida, por los adultos, al alimentarse, principalmente sobre las espigas.

Descripción de Trips del Trigo, Haplothrips tritici

Los adultos (Foto 1) son de color negro, a excepción de la extremidad de las patas anteriores que es clara, con el abdomen terminado en un largo tubo. La hembra mide entre 2,2 y 2,6 mm, siendo el macho de menor tamaño. Las alas son hialinas y sin nervaduras, tienen el extremo redondeado y los lados no paralelos, al tener un ligero estrechamiento en el centro. Los huevos son elípticos, de color blanquecino recién puestos, y se van oscureciendo paulatinamente. La larva, (Foto 2) es de color rojo vivo, oscurecida en la parte dorsal de la cabeza, pronoto y el fi nal del abdomen, que termina en un tubo. Las patas tienen una coloración ahumada.

Este trips tiene una sola generación al año. La emergencia de los adultos comienza a fi nales de marzo y principios de abril, en torno a la emergencia de la espiga. Se alimentan de polen de plantas espontáneas y se dirigen a los trigos en estado de zurrón, alimentándose de la hoja bandera y de la espiga tierna (Foto 3). Depositan los huevos en las axilas de las espiguillas, y en estados más avanzados del trigo también entre las glumas y glumillas, e incluso sobre el grano.

Las larvas emergen a los 9-10 días de la puesta y penetran en la fl or o grano en formación. Se alimentan fundamentalmente de la fl or y del grano en todo su ciclo (Fotos 4 a 6). Cuando termina su desarrollo (entre el fi nal del estado pastoso y la maduración del grano) baja al suelo y penetra unos 10-30 cm, donde pasa el verano. Con las primeras lluvias otoñales, sube a la superfi cie y se refugia en el rastrojo durante el invierno. A principios de primavera evoluciona a adulto, para emerger, cerrando el ciclo.

Trips del Trigo, Haplothrips tritici

Síntomas y daños de Trips del Trigo, Haplothrips tritici

H. tritici coloniza preferencialmente el trigo, aunque se encuentran altas poblaciones en centeno y triticale, que al ser también de grano desnudo, facilita-la instalación de las larvas sobre el grano en formación. El principal ataque se produce en la espiga, desde el estado de zurrón hasta la maduración. Los daños son ocasionados por las larvas y, en menor medida, por los adultos, al alimentarse. Las picaduras de las larvas en las flores, pueden ocasionar el aborto o la atrofia del ovario, reduciendo significativamente el número de granos por espiga, lo que limita gravemente la producción. La alimentación de las larvas sobre los granos, desde el estado de formación hasta que la espiga se seca, provoca pérdidas en peso, que incide en la producción y en el peso específico del grano cosechado (Foto 7), por lo que se reduce su valor comercial.

Las picaduras de las larvas producen placas marrones sobre el grano, que originan sémolas de baja calidad en los trigos duros, siendo rechazadas por los fabricantes de pastas. Las larvas al alimentarse del grano, inyectan saliva para realizar una predigestión de los contenidos celulares antes de succionarlos. Las enzimas inyectadas de este modo pueden disminuir la calidad harinera de los granos atacados, al igual que ocurre con los chinches del trigo. Los daños sobre el germen de los granos reducen la capacidad de germinación, afectando igualmente al vigor.

Seguimiento y estimación del riesgo para el cultivo

En zonas y años cálidos y secos las poblaciones de H. triciti son más elevadas que en zonas y años húmedos. Las poblaciones naturales varían entre 50 y 250 larvas por espiga. Los niveles poblacionales mayores llegan a causar una reducción de la producción de trigo de un 50%. Un 5% de pérdida de producción se alcanza con 15-20 larvas por espiga. La relación entre el porcentaje de disminución de la producción (DP) y el número de larvas por espiga (L) es de DP=0,29 x L.

Para estimar la densidad poblacional hay que contar las larvas por espiga de al menos 10 espigas. Se puede simplificar contando sólo las larvas por espiguilla de 4 espiguillas de la parte central de cada espiga, y calcular las larvas por espiga multiplicando las larvas por espiguilla por 13.

El control químico del trips del trigo se planteará cuando se presenten poblaciones elevadas y se esperan rendimientos medios-altos, especialmente en trigos de fuerza, que alcanzan precios más elevados.

El momento más oportuno será en la instalación de los adultos en el zurrón, ya que el daño que más incide en la producción es la disminución del número de granos por espiga, que se realiza entre el estado de zurrón y el inicio de la formación del grano. Posteriormente, la efectividad de las aplicaciones se reduce al estar las larvas protegidas por las glumas y glumillas.

La emergencia de los adultos se puede estimar a partir de sus necesidades térmicas que son de 304 ºC-día, con una temperatura base de 6º C y acumuladas desde el 1 de enero.

Medidas de prevención y/o culturales

El alzado del terreno con el rastrojo en el otoño, puede reducir la población de larvas invernantes, disminuyendo en un 30-60% el número de adultos emergentes en la primavera. La quema de rastrojos puede disminuir la población larvaria, aunque su efecto se presume reducido, ya que se realiza cuando las larvas se encuentran enterradas en el suelo, donde posiblemente no se alcancen temperaturas letales.

Los métodos de control sobre las larvas invernantes en una parcela, no tendrán unos efectos significativos sobre la densidad posterior de la plaga, ya que la alta capacidad de migración de los adultos les permite desplazarse desde fincas cercanas e incluso transportados por el viento desde áreas alejadas. Sin embargo, su práctica habitual en una zona permitirá disminuir la población media, reduciendo las densidades de infestación.

En zonas de alta incidencia y riesgo se aconsejan siembras tempranas, variedades precoces de ciclo corto, un adecuado abonado para que produzca un desenvainado rápido, con el fin de que cuando las poblaciones de trips alcancen los niveles máximos, el grano esté en fase lechosa.

Elegir variedades que por su morfología dificulten la acción de la plagas: se consideran favorables las características varietales que impidan o limiten la penetración en las flores (débil dehiscencia de las glumillas, longitud y estructura del pincel piloso del grano), que dificulten su instalación (surco del grano poco profundo y pilosidad de las glumas y glumillas), o la no coincidencia de los estados más sensibles con niveles máximos de población de adultos (desarrollo precoz o tardío según la época de siembra, ciclo fenológico corto).

Umbral/Momento de intervención

El umbral económico de daño (U, larvas/espiga) se puede calcular según la fórmula:

U =   C   /   P x V x E X 0,0029   =   (I x D x G)    /    P x V x E X 0,0029

U  =  C    /    Px V x U x 0.0029   =   IxDxG    /   PxVxEx0.0029

- C es el coste del tratamiento (€/ha)
- P es la producción potencial (kg/ha)
- V es el valor de venta del trigo (€/kg)
- E es la efectividad del tratamiento (en tanto por uno)
- I es el precio del insecticida (€/kg o €/l)
- D es la dosis empleada (kg/hl o l/hl)
- G es el gasto utilizado (hl/ha)
- A es el coste de la aplicación (€/ha)

Para producciones y precios medios el umbral económico de daño se alcanza con 15-20 larvas por espiga.

Medidas alternativas al control químico

Para minimizar el uso de medios químicos, hay que considerar las medidas de prevención y/o culturales, pudiendo ser alternativas al control químico.

Medios químicos com información sobre Trips del Trigo, Haplothrips tritici

En el momento de publicación de la guía, no existen tratamientos químicos autorizados para esta plaga en el cultivo de cereal.

Criterios de selección de métodos de control

Se priorizan las medidas preventivas y los métodos de control culturales. En las parcelas afectadas, deberán extremarse los métodos de prevención y culturales descritos.

Bibliografía

BIELZA P., TORRES VILA L. M., LACASA A. 1996. Injuriousness of Haplothrips tritici Kurd. on wheat in central Spain. Folia entomologica hungarica 57: 13-18.

BIELZA P., TORRES VILA L. M., RODRÍGUEZ MOLINA M. C., LACASA A., TELLO J. 1996. Overwintering ecology of Haplothrips tritici Kurd. in central Spain. Folia entomologica hungarica 57: 19-25.

BIELZA P., TORRES VILA L. M., LACASA A. 1996. Incidencia cualitativa y cuantitativa de Haplothrips tritici Kurd. (Thysanoptera: Phlaeothripidae) en la producción de trigo. Boletín de Sanidad Vegetal: Plagas 22 (2): 277-288.

BIELZA P., TORRES VILA L. M., LACASA A. 1996. Efecto del laboreo en la supervivencia de las larvas invernantes de Haplothrips tritici Kurd. (Thysanoptera: Phlaeothripidae). Boletín de Sanidad Vegetal: Plagas 22 (2): 289-295.

BIELZA P., LACASA A. 1998. Cálculo del umbral económico de daño del trips del trigo, Haplothrips tritici (Kurdjumov). Boletín de Sanidad Vegetal: Plagas 24 (2): 239-250

BIELZA P., LACASA A. 1998. Efecto de la variedad y la fecha de siembra en el ataque del trips del trigo, Haplothrips tritici (Kurdjumov). Boletín de Sanidad Vegetal: Plagas 24: 399-423.

BIELZA P., TORRES VILA L. M. 1998. Bioensayos de insecticidas con el trips del trigo, Haplothrips tritici (Kurdjumov). Boletín de Sanidad Vegetal: Plagas 24: 473-485

BIELZA P., LACASA A. 1998. Momento, gasto y número de los tratamientos insecticidas contra el trips del trigo, Haplothrips tritici (Kurdjumov). Boletín de Sanidad Vegetal: Plagas 24: 905-919.

BIELZA P., TELLO MARQUINA J. C., TORRES VILA L. M., RODRÍGUEZ MOLINA M. C., RUIZ TAPIADOR I. 1998. Patógenos y depredadores naturales del trips del trigo, Haplothrips tritici (Kurdjumov), en Castilla-La Mancha. Boletín de Sanidad Vegetal: Plagas 24: 985-996.

LACASA, A., SÁNCHEZ, J.A. Y LORCA, M. 1996. Aspectos ecológicos de los tisanópteros en España. Boletín de Sanidad Vegetal: Plagas 22: 339-349.

Fuente y referencia: Publicación del Ministerio de Agricultura de España, Guia de Gestión Integrada de Plagas Cereales de Invierno. Madrid 2015.

 

Trips del Trigo, Haplothrips tritici, descripción, daños y control integrado